Inicio¿Quienes somos?LocalizaciónNuestra garantíaCalendarioContactar
Noticias Aende
Prensa Aende
Legislacion Aende
Enlaces Aende

PRINCIPIOS DE LA NUTRICIÓN DEPORTIVA

 

UNA FORMA DE MANTENER EL EQUILIBRIO

 

 

¿Se puede hablar de nutrición deportiva, es decir, existe un programa nutricional específico a la práctica del deporte? Y si se puede, ¿este programa de alimentación específico contribuye a un mejor rendimiento? Para despejar ambas incógnitas, vamos a poner un ejemplo básico: la práctica de ejercicio físico requiere consumir agua en abundancia para prevenir los efectos de la deshidratación. Aunque la relación entre hacer ejercicio y beber agua es tan evidente que nos parece natural, la lógica que la sostiene es la misma que hay entre ejercicio y alimentación. Se bebe agua porque con el ejercicio el cuerpo pierde agua. De la misma forma, el ejercicio reclama nutrientes de diversa naturaleza, no sólo para compensar el gasto de energía, sino porque está provocando cambios en nuestro cuerpo que demandan aportes nutricionales concretos.

 

Ese es el principio básico de la nutrición deportiva. Podría pensarse que basta con una relación simple entre ejercicio y alimentación: así como las actividades con mayor desgaste físico requieren una ingesta mayor que las sedentarias, bastaría con que el deportista tomara más cantidad de alimento. Pero esto no es así y menos cuando hablamos de deporte de competición y de una industria alimentaria cuyos procesos empobrecen la cantidad y calidad de nutrientes de los alimentos que consumimos. Una práctica deportiva determinada puede consumir un tipo de nutriente en particular, e intentar compensar este consumo extra con un aumento indiscriminado de la ingesta podría suponer un aporte excesivo de otros (por ejemplo, un exceso de calorías) que fuera contraproducente.

 

Así nace la nutrición deportiva, como una forma de mantener el equilibrio entre los requerimientos y la naturaleza de los nutrientes aportados que conduzca a un estado físico adecuado para la práctica que se está llevando a cabo.

 

Por tanto, la nutrición deportiva pretende identificar las necesidades nutricionales de una determinada práctica para poder compensarlas con un aporte difícil o imposible de obtener en la alimentación diaria. Esto se traduce en dietas especiales y/o el consumo de suplementos dietéticos: por ejemplo, los deportes que implican un gran desgaste de energía requieren una dieta rica en hidratos de carbono que favorezcan la producción de glucógeno. Pero la nutrición deportiva tiene un segundo aspecto cuando nos movemos dentro del mundo de la competición.

 

El atleta de competición busca mejorar a toda costa su rendimiento y busca el apoyo de ayudas ergogénicas (ergo=fuerza; génico=generador), esto es, sustancias que permiten al individuo realizar más trabajo físico tomándolas que sin tomarlas. Sabemos que las sustancias farmacológicas que se utilizaron inicialmente para esta finalidad, provocaban a medio plazo efectos perjudiciales en la salud y esto fomentó la vigilancia contra el doping y los listados de sustancias prohibidas. Como alternativa, los atletas se han dirigido a los productos naturales de carácter dietético, cuyas propiedades pueden tanto compensar el desgaste sufrido, como favorecer el rendimiento. La nutrición deportiva desarrollada con principios científicos se convierte, así, en una alternativa natural al doping.

 

Existen numerosos productos dietéticos naturales con propiedades que pueden beneficiar al deportista. Por ejemplo, el conocido ácido Omega-3 mejora la circulación de la sangre, favoreciendo la oxigenación; los antioxidantes combaten los radicales libres que se producen durante el ejercicio alterando la estructura muscular y provocando inflamaciones; los preparados de proteínas suministran el extra necesario para la fabricación de músculo; la carnitina aumenta la captación de oxígeno y la producción de energía; el orizanol es un extracto de aceite de salvado de arroz que sirve a los levantadores de pesas para aumentar la masa y fuerza muscular sin esteroides, etc. La investigación nutricional y los preparados dietéticos pensados para deportistas abren, por tanto, un campo nuevo para la mejora de la salud y el rendimiento de atletas y de todo aquel que disfruta con el deporte.

 

 

asociados Aende
INICIO | ¿QUE ES AENDE? | ORGANIZACIÓN | ASOCIADOS | OBJETIVOS | CONTACTO



AENDE, Sierra de Gata, 18, 28830, San Fernando de Henares (Madrid), Teléfono: 91 677 7712 Fax: 91 677 5432 © Copyright